Traduce

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 10 de junio de 2012

Embarazo adolescente: Ser padres a corta edad.

Dos historias acerca de una situación que crece; Ser padres en la adolescencia. ¿Como se afronta serlo a tan corta edad?.

Un bebe, todos comenzamos siento alguien extremadamente pequeño, sin la mínima posibilidad de cuidarnos, la gran diferencia sera quien nos cuida. Inevitablemente nuestros padres se harán cargo de nosotros hasta en lo mas tonto, necesitaremos de ellos y de todo lo que aprendieron en su vida hasta ese momento de ser padres. ¿Pero que pasa cuando los padres son demasiado jóvenes para serlo? El embarazo adolescente es cada día mas común en todo el mundo, sobre todo en los países en vías de desarrollo o directamente pobres, aunque de la misma manera se dan casos en los países desarrollados, ya que las causas van mas allá de la clase social de las personas.
Un embarazo en la etapa de desarrollo, biologicamente hablando, puede traer consecuencias en la persona debido a la falta de algunas necesidades corporales que no pueden suplirse.
Para ello dos chicas nos contaron sus historias para que podamos tener una dimensión lo mas real posible de los hechos:

Norma, 17 años:
Para Norma las cosas no han resultado fáciles, ha tenido la educación necesaria para saber prevenir un embarazo, pero en un momento de olvido no terminaron teniendo las precauciones debidas con su pareja; nueve meses después, cuando ella tenia 15 años, nace su hija, y se hace responsable de la bebe no igual que su pareja quien no admite la nueva situación que también  debería enfrentar. Ella nunca pensó en la posibilidad de interrumpir el embarazo. Actualmente estudia y al mismo tiempo, con la ayuda de su madre y padre cría a su hija, sabiendo que es importante que continúe con sus estudios para poder brindarle un mejor porvenir a su bebe.
"Las cosas no sos fáciles, hay veces en las que tengo que estudiar y no puedo porque debo atender a mi beba, igual se que tengo que seguir para que ella este bien", me dice, mostrando por momentos una madures notable, pero sabiendo que en realidad tiene 16 años.

Yamila, 18 años:
Yamila tuvo a su bebe a los 16 años, su pareja se hizo cargo y ahora viven juntos en la casa de sus padres. Decidió dejar sus estudios para cuidar a su hijo, Martín trabaja casi todo el días para proveer a la familia lo que necesite y nos dice que las cosas no han sido para nada sencillas; "Muchas veces se enferma y los remedios son muy caros, aunque trabaje mucho me cuesta comprarlos", y nos describe una realidad.
Ambos tuvieron que posponer sus objetivos personales. A pesar de que haya pasado por sus cabezas la posibilidad de no seguir el embarazo, sin embargo actualmente creen que esto fue lo mejor, a pesar de que siendo tan jóvenes haya situaciones que no puedan manejar y deben acudir en muchas circunstancias a sus padres, que al principio no aceptaron el embarazo.

Tanto Norma, Yamila y Martín han aceptado las nuevas circunstancias que debieron embarcar, haciéndose responsables y aceptando que también deberían haberlo sido antes, a pesar de que si fuera posible hubieran querido no tener un hijo en estas condiciones y a esta edad tan temprana para ser padres.
Para evitar estos casos las medidas que deben tomarse son muchas y nos incluyen a todos: La educación es quizás determinante para prevenir un embarazo indeseado, proveer de métodos anticonceptivos también. Sin embargo, a pesar de tener la educación y los medios, se dan casos, quizás ya por ingenuidad.
Si miramos porcentajes de estadísticas notaremos que la mayoría de los padres adolescentes deben truncar sus estudios y comenzar a trabajar, no pudiendo aun así suplir sus necesidades.
Es notable que hay edades para todos los papeles que deberemos tomar en nuestras vidas, que las circunstancias hay que aceptarlas, pero también tener las responsabilidades necesarias en cada tramo que vivimos ya que para todos siempre habrá consecuencias por mínimas que sean.

Agradecemos a Norma, Yamila y Martín por confiarlos sus historias para que sean publicadas en el presente Blog.                                                                                        Eric Bentz





1 comentario: